¿Qué es la atención prenatal?

Antes de quedar embarazada, es posible que haya adoptado costumbres saludables a fin de prepararse para la llegada del bebé. Pero si no fue así, comience hoy mismo. Una de las primeras medidas que debe tomar es aprender a cuidarse a sí misma. Visite a su proveedor de atención médica tan pronto como sospeche que está embarazada. Luego, continúe con la atención prenatal durante el embarazo.

Mujer embarazada en una sala de examinación hablando con un proveedor de atención médica.

La atención prenatal le ayuda a tener un bebé sano

Durante la atención prenatal:

  • Su proveedor de atención médica evalúa el estado de su embarazo. El proveedor calculará una fecha de parto. Es un cálculo estimado de cuándo podría nacer el bebé. Muchas mujeres dan a luz entre la semana número 38 y la semana número 41 de gestación. La fecha de parto se determina contando 40 semanas a partir del primer día del último período menstrual.

  • Se evalúa el progreso del embarazo. Esto incluye el crecimiento de su bebé, la frecuencia cardíaca fetal, los cambios de peso que usted experimenta, su presión arterial y su nivel general de salud y bienestar.

  • Su proveedor puede detectar problemas nuevos y controlar los problemas ya existentes antes de que surjan complicaciones.

  • El proveedor revisará los análisis de orina y sangre.

  • Le hablará de los cambios normales que ocurren durante el embarazo. También le mencionará los cambios que podrían no ser normales. Y le recomendará algunos cambios en el estilo de vida.

  • Su proveedor responderá las preguntas que usted tenga. También la ayudará a prepararse para el parto.

Usted forma parte de un equipo

Cuando está embarazada, forma parte de un equipo. Este equipo esta formado por usted, su bebé y su proveedor de atención médica. Su equipo también puede incluir a su pareja o a una persona de apoyo. Podría ser alguien cercano, como su cónyuge, un familiar o un amigo. Cuente con la ayuda de los miembros de su equipo para tratar de darle a su bebé un comienzo saludable en la vida.

No es demasiado tarde para comenzar costumbres saludables

Lo que más importa es proteger a su bebé a partir de este momento. Si fuma, bebe alcohol o consume drogas, este es el momento de dejar de hacerlo. Si necesita ayuda, hable con su proveedor de atención médica.

  • Fumar aumenta el riesgo de que pierda al bebé o de que nazca con poco peso. Si fuma, deje de hacerlo hoy mismo.

  • El alcohol y las drogas están asociados con los abortos espontáneos, las anomalías congénitas (defectos de nacimiento), la discapacidad intelectual y el bajo peso al nacer. Evite el alcohol y las drogas.

  • Lleve una alimentación saludable. Esto mantendrá a usted y a su bebé fuertes y sanos. Siga las instrucciones sobre nutrición que le dé su proveedor de atención médica. También manténgase dentro de las pautas que le hayan dado para subir sanamente de peso.

  • Tome entre 400 y 800 microgramos (400 mcg a 800 mcg o 0.4 mg a 0.8 mg) de ácido fólico todos los días. Hágalo durante al menos 1 mes antes de quedar embarazada. Siga tomándolo durante el primer trimestre del embarazo. El ácido fólico disminuye el riesgo de que el bebé tenga ciertas anomalías congénitas en el cerebro y la columna vertebral. Algunos alimentos contienen ácido fólico. Pero es difícil obtener de los alimentos todo el ácido fólico que necesitará. Hable con su proveedor sobre los suplementos de ácido fólico.

  • El ejercicio regular la ayudará a estar en forma y sentirse bien durante el embarazo. También puede ayudar a prevenir o disminuir el dolor de espalda. Hable con su proveedor sobre la manera segura de hacer ejercicio durante el embarazo.

  • Si tiene un problema de salud, asegúrese de que esté controlado. Algunas afecciones incluyen al asma, la diabetes, la depresión, la presión arterial alta, la obesidad, la enfermedad tiroidea o la epilepsia. Asegúrese de tener sus vacunas al día.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.